jueves, 26 de octubre de 2023

PRESENTACIÓN


 


 

 

         Cuantas veces has escuchado historias de las personas que viven en tu ciudad, cuantas veces has puesto atención en las experiencias vivenciales del día a día de vecinos y amigos. Desde mi ciudad yo he tratado de escuchar al mundo que me rodea y he encontrado tal diversidad de aventuras que no pude resistir el agrupar algunas de ellas en un pequeño libro de relatos sin conexión o secuencia entre ellos pero unidos por un tema central, el entorno en el que se desarrollan: la ciudad, mi ciudad, tu ciudad, cualquier ciudad en la que vivas o conozcas. No importa porque todas las ciudades del mundo son construidas de la misma manera, ladrillo a ladrillo, cristal a cristal son fundidas a base de crónicas individuales que poco a poco se convierten en comunales y estas en una civilización que a la postrera heredará a futuras generaciones esas vivencias como parte de su memoria general.


        Así los taxistas, amas de casa, profesionistas, profesionales, guerreros, abandonados y comerciantes, entre tantos otros individuos tienen un relato hecho de su vida personal, una anécdota sencilla pero tan valida e interesante como la de cualquier líder o héroe del pueblo. No importa aquí la edad, el origen social o el nivel intelectual, todos viven, todos respiran, todos y cada uno de ellos narran algo, aprenden y sobre todo construyen su entorno. Te invito entonces a compartir un poco de sus vidas y a conocerlos mejor a través de  este espacio. 

Gracias





lunes, 16 de octubre de 2023

FINALES Y NUEVOS INICIOS...

 Basado en el cuento de Julio Cortázar La autopista del Sur

 


La llegada a París


        Tras varios días en la autopista la entrada a París fue un verdadero equivalente de la llegada al paraíso prometido, los días bajo el sofocante calor y noches frías pasaron a ser un recuerdo agridulce para la mayoría de los conductores. Las razones de tal atasco ya no importaban, solo esa maravillosa bienvenida a la ciudad; la promesa de camas, duchas y descanso. La aceleración de los autos marcó la pauta para todos, ya no habría más esperas. la carretera iba dando lugar a un nuevo paisaje, uno lleno de edificios y semáforos con aceras pobladas de caminantes despreocupados. En un principio el Peugeot 404 y el Dauphine parecían destinados a separarse conforme las columnas avanzaban. Las peripecias del embotellamiento prolongado pasaban a ser historia, los viajeros agradecían que fuera de esa forma. 

    El ingeniero en el Peugeot 404 se había quedado rezagado, aunque mantenía la esperanza de alcanzar al Dauphine, poco a poco fueron deslizándose todos hasta que ya no se vieron más. Por un momento el ingeniero pensaba en la joven, cayendo en cuenta de que no sabía nada de ella, entonces cómo la encontraría ahora, tal vez jamás la volvería a ver.

        El ingeniero dejó caer su desanimo sobre el volante cuando a un lado de la autopista vio aparcado al Dauphine, esas inconfundibles luces intermitentes del parking le devolvieron la alegría; no tardó en aparcar también un poco más adelante.  Al salir de sus autos tanto la joven como el ingeniero se miraron en silencio un instante antes de correr para abrazarse y besarse mientras se aferraban en un abrazo completo. La joven le dio un papelito rosa con sus datos anotados con una armoniosa letra compacta, el ingeniero por su parte le anotó en un trozo de página arrancado de su libreta su información de contacto. En un abrir y cerrar de ojos la pareja se despidió solo para reencontrarse al día siguiente en un restaurante local de la bella ciudad. 

        De los otros conductores supo por el periódico que las autoridades habían determinado las muertes de la anciana y del suicida como eventos desafortunados, lamentablemente no fueron los únicos, otros dos casos también se conocieron, aunque no los detalles exactos. El marido desconsolado fue acogido por un hijo quien dijo unas emotivas palabras sobre toda la situación vivida por los ancianos y su agradecimiento a las personas que los ayudaron. Los dos jovencitos regresaron con sus familias y a su rutina escolar sin mayores inconvenientes. El matrimonio y su hijita, el soldado y su esposa y los dos hombres con el niño rubio se desvanecieron en la urbe, cada uno siguiendo su propio camino. Al ingeniero se le ocurrió imaginar cómo sería su llegada a casa, lo más probable sería que se sintieran como él en ese momento, aliviados, exhaustos, hambrientos. La promesa de la cama, el descanso y la ducha fue una realidad en cuanto entró por la puerta de su apartamento, todo estaba en su lugar, agotado dejó caer su equipaje en el recibidor antes de correr al baño, luego a la cama. El sueño terminaría por adueñarse de su cuerpo y su mente en un instante. 

        

viernes, 13 de octubre de 2023

NUEVO PROYECTO DE ESCRITURA

 Finales y Nuevos Inicios...

 


        Hace poco leí un cuento titulado La Autopista del Sur escrito por Julio Cortázar, inicialmente publicado en el libro Todos los fuegos el fuego de 1966. Mi edición es de bolsillo y solo contiene este relato de sesenta y siete páginas en total. Me pareció tan interesante que lo creo muy apropiado para dar comienzo a este nuevo proyecto de escritos.

         Esta iniciativa personal parte de una idea tomada del libro de Albert Espinosa llamado Finales que merecen una historia, publicado en marzo de 2020. Aquí el autor asegura que le encantan los finales y que suele trabajar a partir de ellos. Como él yo también suelo iniciar por el final, tal vez se debe a que no puedo aguantarme la curiosidad de saber cómo termina aún antes de conocer el principio, o y lo más probable, sea porque me gusta ver ese final como un nuevo inicio hacía otra historia, la continuación. Como un adivinar el después de; ¿qué sucede con los personajes, con sus vidas cuando la tragedia y la comedia han terminado?, ese momento único del autor inicial al lanzar su última frase. Ahí es cuando yo fantaseo en cómo fueron sus vidas tras la culminación de su historia; en las nuevas pruebas a superar y en nuevos finales, los creados por mí. Habrán estoy segura otros personajes a tomar en cuenta, porque la vida está llena de personas que van y vienen y todos deben estar.

        Obviamente este proyecto avanzará según vaya leyendo las obras originales. Como no hay manera de saber cuántos y cuáles finales se tomarán en cuenta o cuánto tiempo llevará este proyecto en concretarse, no tengo realmente una cantidad de relatos específicos a considerar. Por lo pronto pondré como tiempo límite un año de lectura, durante el cual trataré en la medida de lo posible ir publicando continuación por continuación los cuentos propios nacidos de los finales que encuentre y que permitan una nueva narrativa. 

        El proyecto llevará por nombre tentativo "Retomando Historias", por lo pronto solo se incluirán los finales de las lecturas que realice durante un año completo, iniciando el 15 de octubre de 2023 hasta el 15 de octubre de 2024. Espero que me acompañen y que los resultados de estas nuevas historias les agraden. 

 Sin más que agregar gracias por su tiempo

Atte. Bruja Urbana



viernes, 6 de octubre de 2023

EL INTRUSO

 

 


 

 El Intruso


        Los gritos sonaron por toda la casa, la sangre escapaba escaleras abajo, como un río que divide un territorio marcando claramente el límite entre dos tierras.  El primer cuerpo fue localizado en el pasillo, el segundo sobre la cama de una de las habitaciones y el tercero en el baño compartido de la segunda planta de la casa. La mujer estaba sentada en la cama de la habitación principal, quieta, petrificada en ese instante del tiempo. 

              Solo unas horas antes todo parecía ir bien, el almuerzo transcurrió con normalidad en medio de una conversación mayormente aburrida sobre el trabajo y la escuela. Durante la tarde cada cual pasaba el tiempo en sus actividades acostumbradas, nada parecía ser diferente ese día, nada hasta que el hombre desconocido entró por la puerta trasera de la vivienda. El primero en ser sometido fue el papá, un hombre algo corpulento, ciertamente tenía fuerza, pero no la suficiente. Luego fue por la hija adolescente a quien amarró en la habitación sin mucho problema. La madre había salido a comprar algo de comida preparada para la cena, tardó un poco más de lo debido porque su camioneta se pinchó una llanta.

        El hombre pasó la siguiente hora en la habitación con la muchacha. Cuando la madre llegó escuchó los gritos en la planta superior, su marido se había liberado y luchaba con el desconocido, perdiendo la vida. Su cuerpo dejó de respirar cuando calló dentro del baño compartido. La hija lloraba llamando a su padre, eso hizo que el intruso se desesperara y terminara con ella también, dejándola tendida sobre la cama. Al darse cuenta de lo sucedido la madre corrió al cobertizo ubicado en el patio trasero, allí buscó  la escopeta de su esposo, esa que a pesar de sus constantes quejas su esposo mantenía cargada, subió corriendo las escaleras sosteniendo la escopeta con fuerza, su esperanza desapareció al ver como el agresor disponía de lo último de su familia. Por un momento se quedó perpleja ante la escena, reaccionó rápidamente jalando del gatillo, apuntando de lleno al pecho del hombre. Disparó una segunda vez hacia el rostro para asegurarse de que no huyera, dejándolo tendido en el pasillo de la planta superior. Así lo encontró la policía, sin rostro, mientras la mujer sostenía la escopeta entre sus manos y mantenía la mirada perdida. 



ARMONIA DE COLOR EN LANA

 El Arte Textil como medio de expresión sensorial                Recientemente, me he encontrado cada vez más inclinada hacia el Arte Textil...