sábado, 15 de junio de 2024

ARMONIA DE COLOR EN LANA

 El Arte Textil como medio de expresión sensorial


            Recientemente, me he encontrado cada vez más inclinada hacia el Arte Textil, su facilidad, su amplitud de materiales y la variedad de métodos aplicables para expresarse son algunas de las razones más obvias de esta nueva preferencia. El arte en cualquier modalidad nos permiten decir sin palabras o voces aquello que no sabemos vocalizar y nos da un refugio seguro donde expresar esas emociones difíciles de manejar.  Esta es mi propuesta artística, inspirada en la obra de Baljan Jaksylyk la cual usa la técnica de Nierika para elaborar su trabajo. 


        La Nierika es una técnica ancestral de los indígenas Wisarika (Huichol en español), un grupo étnico ubicado principalmente en el estado de Nayarit, además de los municipios de Mezquitic y Bolaños, al norte de Jalisco, México. El término nierika significa "don de ver". Encontrarán más sobre este tema en los siguientes enlaces: Huichol y Nierika

 

Este cuadro lleva el nombre de "Armonía de color en Lana";  

para su elaboración se emplearon:

 un bastidor de madera de 30X40 cm, 

una tela de base, 

lana de colores, 

botones y pegante.




miércoles, 12 de junio de 2024

EL DECÁLOGO DEL PERFECTO CUENTISTA

Lo que se debe saber antes de escribir un cuento...

    

Imágenes tomadas de Internet

    

        Este decálogo lo encontré en una versión de bolsillo de la editorial Mestas Ediciones, el título en cuestión es Los Desterrados del autor Horacio Quiroga,  en su introducción el editor anota estos diez puntos que un buen cuentista, según el criterio del autor, debe seguir. Es necesario decir que para Horacio un cuento debe atraparte desde el inicio, despertando la curiosidad hasta llegar a un gran final, inesperado y en la medida de lo posible, de frases cortas.  Con la experiencia de la práctica, el cuento puede llegar a ser una joya literaria por derecho propio. Este decálogo reúne los fundamentos retóricos que un cuentista ha de tener en cuenta.


El Decálogo:

  1. Cree en el maestro.- Poe, Maupassant, Kipling, Chéjov, como en Dios mismo
  2. Cree que tu arte es una cima inaccesible. No sueñes en dominarla. Cuando puedas hacerlo lo conseguirás, sin saberlo tú mismo.
  3. Resiste cuanto puedas la imitación, pero imita si el influjo es demasiado fuerte. Más que cualquier otra cosa, el desarrollo de la personalidad es una larga paciencia
  4. Ten fe ciega no en tu capacidad para el triunfo, sino en el ardor con que lo deseas. Ama a tu arte como tu pareja, dándole todo tu corazón.
  5. No empieces a escribir sin saber desde la primera palabra adónde vas. En un cuento bien logrado, las tres primeras líneas tienen casi la misma importancia que las últimas.
  6. si quieres expresar con exactitud esta circunstancia: "desde el río soplaba un viento frío", no hay en lengua humana más palabras que las apuntadas para expresarlo
  7. No adjetives sin necesidad. Inútiles serán cuantas colas adhieras a un sustantivo débil. Si hallas el que es preciso, él solo tendrá un color incomparable. Pero hay que hallarlo.
  8. Toma los personajes de la mano y llévalos firmemente hasta el final, sin ver otra cosa que el camino que les trazaste. No te distraigas viendo tú lo que ellos no pueden o no les importa ver. No abuses del lector. Un cuento es una novela depurada de ripios. Ten eso por una verdad absoluta aunque no lo sea
  9. No escribas bajo el imperio de la emoción. Déjala morir y evócala luego. Si eres capaz entonces de revivirlo tal cual fue, has llegado en arte a la mitad del camino.
  10. No pienses en los amigos al escribir ni en la impresión que hará tu historia. Cuenta como si el relato no tuviera interés más que para el pequeño ambiente de tus personajes, de los que pudiste haber sido uno. No de otro modo se obtiene la vida en el cuento. 

 

      Realmente que tan vigente será este decálogo para las actuales generaciones lectoras es difícil de determinar, considerando que los leyentes contemporáneos buscan un tipo de ficción mucho más explícitamente violento. También hay que considerar a la gran mayoría de personas aficionadas a la versión cinematográfica. Sin embargo, las cualidades válidas para un relato de calidad aún mantienen las siguientes metas a lograr:

  • Ser Breve
  • Tener unidad 
  • Ser enérgico
  • Estar siempre en construcción 
  • Tener una narrativa limpia
  • Un final sorpresivo

        

        Los cuentos en sí han cambiado, han evolucionado para ajustarse a generaciones mileniales, automatizadas y tecnológicamente más desarrolladas que sus predecesoras. La fantasía se mantiene como fuente de inspiración para la narrativa del cuento, pero ya no es la inocente manera de los abuelos, cuando el lenguaje era más recatado, siempre había un adulto que protegía, heroico o sabio y los malos eran dragones, brujas, ogros, etc.  Hoy los niños buscan el terror, la agresividad, por supuesto los adultos son malos, a veces torpes, cobardes o desinteresados, un reflejo de la sociedad moderna en la que ellos crecen. En ambas etapas generacionales del cuento, los niños son el centro de atención, pero el abordaje de los hechos ha cambiado abismalmente. Hoy en día los personajes de esos cuentos no solo asustan, también lastiman.  

        El perfecto cuentista deberá tomar esto en cuenta, si desea que los cuentos que produzca tengan el efecto que espera en sus lectores cada día más críticos y exigentes.




LABORES EN PUNTO DE CRUZ

Una labor hermosa           Llevo algunos meses trabajando en esta labor, me encanta el resultado con los cambios mínimos que le he hecho. E...